BIENVENID@ ESPERO DISFRUTES LA LECTURA, NO TE VAYAS SIN COMENTAR

domingo, 10 de noviembre de 2013

Capitulo 6. "Sin buenas intensiones"

Capitulo 6

“Sin buenas intensiones”



Sus manos se encontraban sosteniendo mi rostro de ambos lados, mientras que con extrema sutileza mordía mi labio inferior, nuestros ojos no se separaron en ningún momento, y sonreí aún pegada a él solo por el simple hecho de que me encantaba.

Aún seguía casada, y no habían pasado ni quince días de haber descubierto el engaño de dos personas que consideraba esenciales para mí, pero la desilusión fue tan grande y el engaño tan doloroso que el sentir algo por Chris tan pronto no me asombraba, lo que sentía era muy pronto para decir que fuese amor, pero cada vez que lo tenía cerca y sobre todo en este momento me sentía segura y en paz.

-¿Solo eso bastaba para cambiar tu estado de animo? –Preguntó con ironía, mordió mi labio de nuevo. –Lo haré más seguido solo para verte sonreír.

-No te entiendo para nada, Chris. –Agregué, él acarició mi cabello y le dio un beso corto a mis labios.

-No hay nada que entender, Violet, yo soy tu abogado, y eso me impide acercarme más, ¡pero no aguanto!, Dios sabe que trate, pero me gustas y ya no puedo ocultarlo.

-¿Y qué si eres mi abogado? –pregunté, él se separó de mi y camino cerca de su escritorio.

-Si los dos llegásemos a tener algo, no podría ser tu abogado en el divorcio, y quisiera tener esa satisfacción.

-¿De qué satisfacción hablas? –Repliqué.

-¡La de verte separada de ese patan!

-¿Solo eso, Chris? –pregunté acercándome a él, sostuve una de sus manos. –Solo quieres verme separada de él.

-Por supuesto, Violet, así serás libre, y si tenemos algo, no habrá impedimento, pero por los momentos lo mejor será no decirle nada a nadie.

-¿Ni siquiera a Graham?

-Solo a él, pues sé que lo entenderá y no se entrometerá, pero a nadie más, puedo perder mi licencia si descubran que salgo con una cliente.

Sonreí tontamente. -¿Salimos?

-Pensé que el beso que te acabo de dar era más que una declaración, pero sí aún no estás convencida, puedo aclarártelo.

Me encogí de hombros, la mano de él que yo sujetaba jalo la mía en un sutil movimiento, y estuvimos de nuevo tan cerca como hace un momento, él pegó su frente a la mía, y con su nariz acarició la mía justo antes de juntar sus labios con los míos en otro beso que deseaba más que nada, un beso que no duró tanto como yo quería pero que fue suficiente para dejarme muchas cosas claras, entre ellas que él me gustaba, más de lo que yo pensaba.

-Ya debo irme, Chris. –Pronuncié levemente al separarme de sus labios. –Si no quiero llegar tarde a la secundaria debo irme ya.

Él hizo un puchero, OMG el Chris tan serio que conocía haciendo pucheros. -¿cenamos juntos está noche? –Preguntó sonriente.

-¡Me encantaría! –Exclamé entusiasta. -¿Y a donde me llevaras?

-¿Qué te parece cenar en mi casa?, yo cocinaré y lavaré los platos. –Una risita burlona de mi parte.

-Una más de tus virtudes, Chris el cocinero, esperemos a ver que tal lo haces.

-No te decepcionaré, lo prometo, te escribo más tarde para darte la dirección, por lo pronto es libre de irse señorita, no quiero ser el causante de un retraso.

Nos despedimos con un beso corto pero tierno, y salí de su oficina más que sonriente. Subí de vuelta a mi auto y coloqué la radio, y en la primera emisora estaba sonando la canción de Maroon 5, This Love, que tonta me sentí coreándola y sonriendo cada vez que cantaba,  hasta le subí todo el volumen a la radio... Hay no puedo conmigo misma... Hace mucho no me sentía de esa manera, creo que desde la secundaría justo cuando Ethan empezó a gustarme y que bueno que está vez no es él la persona que se roba mis suspiros.

∞∞∞

El día trascurrió normal, pero debo decir que mejor de lo que yo esperaba, y aunque se me pasaron las horas lentísimas esperando salir de la secundaria para ir a casa a arreglarme y poder cenar con Chris, yo era hora de irme.

Estaba llegando a casa a eso de las 5:30pm cuando vi el auto de Roxanne aparcado justo al frente, la sangre me hirvió en un milisegundo, ¡será que no se cansa de molestar!, pensé ya molesta por su nuevo atrevimiento.

Aparqué frente al garaje de mi casa, y ahí estaba sentada justo en los escalones de la entrada, respiré profundo pues no debía dejar que ella me sacará de mis cabales, mucho menos en el estado que estaba, y a pesar de todo un alijo de cariño permanecía en mí hacia ella, sé que soy estúpida, pero la consideraba una hermana y eso no se olvida tan fácil.

Caminé y me paré justo en frente de ella, se levantó y pude notar lo demacrada que estaba, se notaba había perdido unos cuantos kilos, y las ojeras eran enormes.

–Yo quisiera entenderte, Roxanne, Dios sabe que estoy tratando, pero no puedo, ¿Qué haces de nuevo aquí?


-¡Perdóname!, por favor, Violet. –Y se quebró en un segundo, comenzó a llorar, llevo las manos a su rostro y sollozó, ahí delante de mí.

Tuve que contener un impulso por abrazarla, pero me contuve al recordarlo todo. –No tengo nada que perdonarte, pues tú y yo ya no tenemos nada que ver, vete Roxanne y por favor ¡no vuelvas!


-¡Por favor!, si supieras lo que he pasado estos últimos días, cambiarías de opinión, Violet, sé que tu desprecio no es real, te conozco muy bien para saberlo.

-Y si me conoces muy bien, sabrás que odio las mentiras, los engaños, y también sabrás todo lo que he pasado por lo tuyo con Ethan, ¿No es así?

-¡Lo sé!, y no sabes lo arrepentida que estoy, Ethan....

-Waoooo, me importa un comino lo que hagan tú y él. –Repliqué moleta. –Vete, Roxanne.

Pasé por al lado de ella y caminé a la puerta de entrada de la casa, estaba sacando las llaves de mi cartera e iba a abrir pero ella continuó. –Me enteré ayer del embarazo, Violet, y vine corriendo a tu casa, no fue para hacerte daño, o por lo menos más daño, es solo qué... Ethan no lo quiere, ni siquiera me quiere a mí, me lo dejó muy claro cuando le conté.

-Ethan no quiere a nadie, Roxanne. –Añadí aún con la espalda hacia ella. –Y tuve que enterarme de la peor manera para darme cuenta, y veo que tú también.

-Por eso estoy aquí para...

-No me importa para qué estás aquí. –Dije volteándome hacia ella. -¡Me importa un comino lo que te pase!, ¡Termina de entenderlo!

De sus ojos vi como las lágrimas comenzaban a caer de nuevo. –Llorando no resuelves nada, Roxanne, ten las agallas suficientes para afrontar los problemas que ahora tienes, solo con Ethan tienes uno bien grande, pero no pretendas que yo los resuelva por ti, hoy tengo una noche importante que tú no vas a arruinar, así que si me disculpas debo entrar.

Di media vuelta y abrí la puerta, entré y la cerré sin ningún remordimiento, ¿por qué habría de preocuparme por la mujer que casi arruina mi vida?, está noche debía preocuparme por mi, por la cena con Chris, y solo eso, y no iba a permitir que ella me lo arruinará.

Subí a mi habitación dejando todo lo traía en las manos sobre la cama, entré al baño, me duche y al salir revisé mi teléfono pues aún esperaba un mensaje de Chris con la dirección de su casa, pero aún no había llegado nada.

Empecé a ponerme nerviosa pensando que tal vez él se echaría para atrás a último momento, pero igual decidí arreglarme, rebuscando en el closet encontré un lindo vestido negro de escote que hacía mucho no lo usaba, sandalias de tacón alto, el cabello suelto y el maquillaje ligero.

Eran ya las 7pm y los nervios me estaban ganando, parecía una adolescente a punto de ir al baile de la graduación, caminaba de un lado a otro y tomé unos cinco vasos de agua en la última hora, hasta que al fin sonó el teléfono y corrí a revisarlo, y por supuesto estaba el tan esperado mensaje de texto:

“Disculpa la tardanza, Violet, vivo cerca del centro, bajando por la calle Maple, residencias Darklake, apt 7-a Besos

O era coincidencia o de verdad este asunto ya me estaba persiguiendo, residencias Darklake, como era posible que existiese un edificio con ese nombre, y que justamente él viviera ahí, tecleé una rápida respuesta pues ya tenía que ir saliendo de casa.

“Nos vemos en 20mi, Chris..Besos”

Eso no me parecía una simple coincidencia, algo me decía que no, así que decidí llevar el diario conmigo, no se porqué, solo lo metí en mi bolso y salí de casa, subí a mi auto y manejé al edificio.

Debo decir que era hermoso, una de las mejores zonas de la ciudad, en donde grandes casas, edificios, y centros comerciales no faltaban. -¡Wao! –Dije al ver el edificio donde vivía Chris, aparqué justo en frente, bajé del auto con mi bolso y una botella de vino blanco que saqué del refrigerador.

Ya en la entrada presioné el botón del apartamento 7-a, esperé unos segundos hasta que su voz se escuchó através del auricular.

-¡Sí!, ¿eres tú, Violet?

-¡Hola!, Chris, sí soy yo.

-¡Sube! –Y luego de eso la puerta se abrió, entré y subí al ascensor, marqué el piso al qué iba, por un lado algo emocionada por la cena pero por el otro confundida, un edificio justamente con el nombre de la familia a la cuál estaba investigando.

Las puertas del ascensor se abrieron, y de frente se encontraba el apartamento de Chris, y justo iba a tocar la puerta, pero la misma se abrió con él detrás, sonriendo más que nunca, y vestido tan... como decirlo, tan normal, y yo elegante. Me miré de pies a cabeza, lo miré a él y me encogí de hombros.

-¡Wao!, te ves realmente hermosa. –Exclamó, se mordió el labio inferior y continuó: -Pero no te quedes ahí, Vi, ¡pasa!

Arrugué el rostro antes de pasar. –Preferiría que no me llamaras así.

-¿Así cómo? –Preguntó él mientras cerraba la puerta.

-¡Vi!, así me dice Ethan, bueno me decía, y escucharlo de nuevo, pero esta vez de ti, no me gusto para nada.

-¡OH!, lo siento, no quería incomodarte, Violet, es solo que me pareció lindo.

-A mi también me pareció lindo en su momento. –Me encogí de hombros, sentí como el ambiente se puso tenso, él quedo mirándome. -¿Y la cena? –Pregunté tratando de salirle al paso.

-Pues está casi lista. –Él sostuvo mi mano y me acerco hasta la cocina. –Espero que te guste la pasta

-Y yo traje el vino así que no habrá problema. –Se lo entregué y decidí sacar el tema del nombre del edificio. –Puedo preguntarte algo, Chris.

-Lo que sea. –Añadió dándole una probadita a la salsa que estaba en la estufa.

-¿A qué se debe el nombre del edificio? –Me senté en uno de los taburetes de la barra. –Es un nombre algo extraño, ¿no crees?

El colocó la cucharilla sobre la tabla de picar y apoyó ambas manos en la barra. –Si supieras que no lo sé, vivo aquí hace un año, si me pareció un nombre fuera de lo común, pero es el apellido del dueño o la dueña, y eso lo sé por la recepcionista.



-¿El apellido del dueño? –Ahora sí podía estar cerca de algo, eso espero.

-Sí, eso fue lo que escuché, pero no me creas pues no estoy seguro de nada.

Quedé pensativa, si había alguien con ese apellido a estas alturas, tenía que ser descendiente de la familia Darklake, solo eso podía ser, ese era un apellido demasiado raro para que muchas personas lo tuvieran y la primera vez que lo escuché fue justo después de conseguirme el diario, mi curiosidad estaba picando y tenía que hacer algo para calmarla.

-¿Perdida en tus pensamientos? –Me sobresalté pues Chris se encontraba a mi lado, y esa pregunta la susurró en mi oído, me había perdido completamente en la inquietud de saber algo que tal vez nunca llegaría a descifrar.

Pasé una mano por mi rostro y me sonrojé. –Lo siento, estaba pensando en algo sin importancia.

-Espero que no allá sido en mí, porque si resulta que soy algo sin importancia, estaría muy decepcionado.

-No seas tonto. –Le di un suave golpe en el hombro, él sostuvo mi rostro con ambas manos y nuestros labios estuvieron juntos, de nuevo en un suave beso que duró los segundos más largos de toda mi vida, pues lo sentí eterno y no quería que acabara.

Me separé de él pues empezaba oler a quemado. –Creo que se esta quemando algo. –Señalé hacia la estufa y el corrió a apagar todo.

-Creo que este será un intento fallido por ofrecerte una cena decente.

-Esta bien, Chris, a mi también se ha quemado la comida un par de veces. –Añadí.

Él sonrío y negó con la cabeza. – ¿Siempre eres así?

-¿Así cómo? –Pregunté. –Una completa tonta.

-No eres para nada tonta, Violet, me refiero a tan comprensiva, y anteponiendo a los demás sobre ti misma.

Me sonrojé, lo admito pues un cumplido así no me lo esperaba. –Eso no es ser comprensiva, Chris, es ser demasiado confiada y ya vemos lo mal que me ha ido por confiar en todos.

-A veces debemos decepcionarnos de algo o de alguien para encaminarnos mejor, lo sé por propia experiencia, tuve que perder a alguien y decepcionarme de la vida para ver mejor las cosas.

-¿Te refieres a Samantha? –Pregunté.

-¿Cómo sabes su nombre? –La expresión en su rostro cambió, esta vez reinaba la confusión.

-Graham la mencionó hace unos días.

-¿Y qué más mencionó? –Replicó molesto. -¿Qué más te contó sobre mí?



-¡Nada!, no me contó nada, fuiste tú el que me dijo que perdiste una mujer importante y a Graham se le salió el nombre, solo eso. –Añadí con confusión, no comprendí porqué reaccionó de esa manera. -¿Por qué reaccionas de está manera?

-Lo siento, es solo qué ese tema es muy difícil para mí, y si alguien ha de contártelo, ese soy yo, pero todo a su momento.

-Lo sé, y lo siento, Chris. –Me levanté del taburete y caminé hacia su lado. –Graham no me contó nada, perdón por mencionarla.

-No tienes que pedir perdón, Violet. –Rodeó mi cintura con sus brazos. –No me molesté, es que entiende, es algo muy personal.

-Lo sé, Chris, todo a su momento. –Lo abracé en respuesta. – ¡Bueno será que cenamos!, ya mi estomago esta gruñendo.

-Por supuesto. –Inquirió él.

Luego de ese incomodo momento creo que lo mejor que podíamos hacer era cenar, lo ayudé a llevar todo a la mesa, y luego de comer y tomar algo de vino, pude notar que la tensión no bajo de la comisura de sus ojos, en ningún momento en toda la cena lo vi sonreír, solo una que otra risita. Entendí que el asunto de Samantha le afectara, pero de que manera, pues su estado de animo cambió bruscamente y eso no me gustaba nada.

-¿Otro poco de vino? –Preguntó él, cuando creo notó que yo estaba más que pensativa.



-Creo que no, Chris, mejor será que me vaya. –Debía irme pues estaba incomoda de solo verlo así, por eso me levanté de la silla, di media vuelta y caminé hacia el recibidor, agarré mi bolso del sofá y volteé a verle. –Tal vez esa copa de vino podamos dejarla para otro día.

-¿Por qué quieres irte? –Ya él se encontraba frente a mí, frunció el entrecejo y metió las manos en los bolsillos del pantalón de Jean que usaba.

-Es tarde, Chris, mañana debo ir temprano a la secundaria y si me quedo más tiempo y sobre todo bebiendo, me costará un mundo poder levantarme temprano. –Ya pronto me crecería la nariz por la de mentiras que estaban inventando.

-¿Seguro qué es eso?

-Claro, Chris. –Afirmé. -¿Es qué debería haber otra cosa? –Pregunté ladeando la cabeza.

-Tú dímelo, si hay algo que te molestó de esta noche, dímelo, Violet.

¡Todo estuvo mal! Grité para mis adentros. –La cena estuvo bien, Chris. –Pero solo eso. Pensé para mí misma, pues nada más estuvo bien, luego de ver su reacción me confundí y entendí que aún no lo conocía, no sabía quien era él, y no podía llegar más lejos con esto a menos de averiguar su pasado, pues por lo visto le afectaba y a la vez me afectaba a mí, en vista de que no me permitía entenderlo por completo.

-¿Te puedo llevar a tu casa por lo menos?

-Vine en mi auto, Chris, pero gracias, ya será la próxima. –Caminé hacia la puerta y salí sin mirar atrás, gracias a Dios el ascensor estaba en el piso, subí y marqué el botón de la planta baja, iba mordiendo mis uñas y tratando de entender que me pasó, pues prácticamente yo fui quien lo presionó y ahora huía de él, como quién huye de un crimen

Bajé del ascensor y salí del edificio casi que corriendo y por poco me caigo bajando los escalones de la entrada, malditos tacones, subí a mi auto y me alejé del lugar, estaba loca por llegar a casa, pero aún faltaban unos cuantos kilómetros, mi teléfono sonó y respondí sin ver quien era.

-¡Hola!

-¿Por qué te fuiste de esa manera?

Escuché su voz del otro lado del auricular, era Chris.

-Ya te dije, Chris, mañana tengo que estar temprano en la secundaria.

-Siento el haberme molestado, y lo siento, sé que fui un idiota, Violet, pero es qué...

-Todo está bien, Chris, yo entiendo que tienes cosas personales que no se  pueden saber, hablamos después, ¿estás de acuerdo?

-No, no estoy de acuerdo, voy saliendo...

-¡Estúpida batería de teléfono! –Grité lanzando mi celular hacía el asiento del pasajero, que más me iría a decir Chris, tenía pensado llamarlo al llegar a casa pues si estaba dispuesto a contarme algo no podía desaprovechar la oportunidad.

Al llegar aparqué donde siempre y me extraño ver que en mi casa todas las luces estuviesen apagadas, hubiese pensado que tal vez no había servicio eléctrico pero las demás casas de la cuadra tenían, tal vez olvidé encenderlas antes de salir.

Introduje la llave en la cerradura pero el seguro no estaba pasado y la puerta abrió con gran facilidad, eso fue extraño pues al salir cerré con llave, iba a entrar pero algo dentro de mí me decía que no, así que decidí regresar al auto pero cuando estaba a punto de cerrar la puerta de nuevo alguien me detuvo y me jalo hacia dentro de la casa, todo estaba a oscuras y no podía ver nada, estuve a punto de gritar pero esa persona me tapó la boca con gran presión, me tumbó al suelo y se sentó encima de mí, en un instante estaba amordazada y no podía moverme.




-Esta noche sabrás de verdad quien soy. –Todo dentro de mí se estremeció luego de esas palabras susurradas a mí oído, intenté zafarme de su agarré pero me era imposible y tal vez me sería imposible escapar a los planes que él tenía.
Continuará......

Tu opinión es importante así que no dudes en dejar un comentario, y recuerda que si quieres seguir de cerca todas las incidencias de la historia puedes darle like a mi fan page, o hacerte seguidor del blog pinchando en el botón azul "Participar en este sitio", así recibes todas las actualizaciones que yo realice además de apoyarme con este proyecto..Gracias por visitar y espero que te quedes!

17 comentarios:

  1. ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh noooooooooooooo como nos dejas asi ,tiene q ser ethan verdad , noc reo q sea cris el llegara a salvarla ajajajjaaj muy buen capitulo ....e encanto .....mil gracia s por compartirlo y espero el proximo .....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! Elisa ¿quién será? hay que esperar el jueves para saberlo, y ojalá no pase solo de ser un susto.. Besos linda nos leemos en el próximo.

      Eliminar
  2. queeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee noooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo


    Marjorie

    Venezuela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos Marjorie jejeje no sé que responder a tu comentario, solo que no te pierdas el siguiente.., Abrazos

      Eliminar
  3. aaaaaaaahhh me encanta los protagonistas y me encanta la historia!!! seguí así...me gustaría que fueran un poco mas largos los capítulos ya que solo publicas una ves a la semana!!! ansiosa espero el próximo!!!..mil cariños!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!! Carla hace una semana anuncié que publicaría dos veces a la semana, lunes y jueves, por eso los caps ahora son un poco cortos :) Cariños y nos leemos en el siguiente

      Eliminar
  4. Ethan te matooo, porque es el verdad??? y Chris viene al rescate......como nos dejas asi por Diosssss......

    Me encanta la historia nena....hasta la proxima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El jueves sabremos quien es jijijiji tenía que dejar el cap con un poco de suspenso, gracias por leer y nos vemos este jueves con el siguiente capitulo... Besos

      Eliminar
  5. ethannnnn malvado ojala cris llegue a tiempo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos, Sandra, Esperemos que no le sucede nada a Violet, el capitulo del jueves estará muy intenso... Besos

      Eliminar
  6. Nooooooo, x q nos dejas asi :( , espero que sea Ethan y Chris llega a su rescate :) me gusta el suspenso que le das a la historia saludos=)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! Lorena, esperemos que a Violet no le suceda nada y pueda salir de esta airosa, el suspenso es el principal ingrediente de esta historia y me encanta poderlo estar plasmando y que les guste...Besos

      Eliminar
  7. queeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee noooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo
    es el maldito de ethan ese tipo está loco y obsesionado con violet.....espero que chris llegue y le de una buena y que este intento de secuestro, golpiza o violación que tiene este maldito sea un fracaso, pobre violet.....y estoy más que intrigada por el pasado de chris....ahhhh y ni se diga que hondas con el diario???? vaya historiaaaaa muy buena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Dinora, esperemos que Violet salga airosa de esto, ¿Quién será? lo sabremos este jueves en que tal vez descubramos un par de cosas... Besos

      Eliminar
  8. Que nervios..!!! De seguro es el loco de Ethan, espero que Chris vaya a buscarla y la ayude. Creo que no es casualidad de que Chris viva en un edificio que pertenece a la familia Darklake, ahora le toca a Violet investigar que pasó con esa familia.
    Gracias por el capi, me está gustando el rumbo que está agarrando la historia. Oye, tengo una duda, como puedo llamarte, Vivan o Karen?
    Nos leemos pronto, saludos y te mando un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Diana!!! la historia se está encaminando ahora es el turno de Violet decirnos al centro de que, hay que el jueves estará bueno el capi pues sabremos quien la atacó y si alguien llegará en su ayuda, :) puedes decirme Karen!!!! gracias por leer y comentar linda.... Besos y abrazos

      Eliminar
  9. Ooooooohhhh qqqqqq comoooo q pasa ahiiiii????

    ResponderEliminar

Este blog se alimenta de tus comentarios, así que no dudes en alimentarlo jejej no seas m@lita.